Potencia tu cuenta de LinkedIn

La red social Linkedin se ha transformado en el Facebook de la presente década. La confianza de los usuarios en esta red, y la facilidad para manejarla han potenciado su uso.

Pensada para contactar clientes y realizar negocios de forma online, creció en popularidad sin las luces de otras redes sociales como Instagram o Facebook y con el tiempo se consolidó a base de confianza y estrategias para tener un networking eficiente.

Lo primero que debemos realizar son contactos y multiplicar nuestra red de potenciales clientes. Compañeros de la secundaria, ex compañeros de trabajo, vecinos, amigos e incluso personas relacionadas con nuestro negocio. Una red que se puede expandir con la proximidad de conocidos, y personas que tengan alguna conexión con nuestro negocio y exprimirlo al máximo, ya que por alguna razón las personas estamos conectadas entre sí y esto aumenta la posibilidad de encontrarnos en el mundo.

Esta forma de conectarse con otros te acercará a personas dispuestas a confiar en tu negocio y en los productos que ofreces. Esto vendrá de la mano de comunicación transparente, y clara con los usuarios, mostrando capacidad para resolver problemas, tener resultado inmediatos y estar especializado en tu trabajo.

Contactos valiosos y de calidad

Otra cosa importante es buscar personas, empresas y clientes de forma específica. Buscar a través de los distintos perfiles a usuarios que potencie tu calidad en LinkedIn.

De esta forma, encontrarás personas importantes de tu rubro para conversar y poder intercambiar opiniones para mejorar tu producto o brindar un servicio de mayor calidad.

Además, de expandir tu red de conocimiento como empresa es importante crecer en la cantidad de contactos valiosos que nos permitan llegar a lugares de forma más rápida.

El mensaje de conexión es tu carta de presentación

No te olvides de crear un buen mensaje de conexión. Es el mensaje que se envía automáticamente cuando enviamos una solicitud de conexión, este debe ser nuestra carta de presentación y demostrar a la persona tu interés para que forme parte de tu red y mantener ser parte de LinkedIn.

Además te puede servir para controlar la forma que otras personas se contactan con vos. Por defecto cualquier persona puede enviarte una solicitud de conexión, pero también podemos determinar que solamente lo realicen personas que cuente con nuestro correo electrónico.

Otro consejo, es aumentar las personas que nos siguen en vez de las personas con las que tenemos conexiones de red. Esto también se puede configurar dentro de la red social. Los usuarios simplemente pueden «Seguir» nuestro perfil.

Un contenido acorde a tu marca

Por último, no debemos dejar nuestra cuenta sin contenido. Es importante que mantengamos a nuestros contactos informados, generando interacción, y obviamente, ofreciendo nuestros productos.

No todo es venta, es una parte importante, pero los clientes se cansarán de ver servicios o productos y dejarán de seguirnos. Es importante brindar información importante, tener en cuenta fechas alusivas a temas relacionados a nuestra marca, y explotar toda nuestra capacidad para generar fidelidad con nuestro cliente.

Ahora es momento de poner en acción y utilizar tu LinkedIn de forma eficiente y contar con una cuenta que pueda darle un salto a tu marca. Recordá, los contactos son valiosos y el contenido aún más.

Te puede interesar: Los argentinos pasamos online una hora y media diaria