5 estrategias para acercarte al trabajo homeoffice

Sin tanta planificación ni reparos, la necesidad de aislamiento social se impuso y el salto digital ocurrió. Algunos hace una semana y la mayor cantidad en los últimos días desde que se decretó la cuarentena obligatoria, migraron a sus hogares y desde allí cumplen con sus jornadas de trabajo. 

El modo de teletrabajo que se implementaba hasta ahora en una pequeña porción de empresas, hoy se volvió masivo. Van 5 consejos para que la experiencia sea rica y productiva:

 

  1. Importa donde 

Una habitación exclusiva con un escritorio, silla cómoda y una puerta para cerrar para ganar silencio y privacidad es lo ideal. Pero si sos nuevo en el teletrabajo y no tenés un espacio de éstas características no te preocupes, vale improvisar un lugar temporal para ubicarte. Una mesita con caballetes en un espacio que reciba una buena dosis de luz natural es una buena opción. Dos tips extra: sumá una planta y mantené el orden, te sentirás mejor. 

  1. Limitá el celular 

Un estudio indica que miramos la pantalla del teléfono más de 100 veces al día. Si bien muchos trabajamos con el celular, es una fuente de distracción y pérdida de enfoque en nuestro trabajo. Te recomendamos poner horarios para su utilización con fines de entretenimiento, comunicación con tus seres queridos y visualización de redes sociales. Un consejo extra de expertos: quitá las apps de redes sociales de tu pantalla de inicio, te vas a tentar menos. Algunos teléfonos también suman configuraciones especiales para bloquear las aplicaciones a partir de una cierta cantidad de tiempo de conectados en ellas. Es una forma de conectarnos online a conciencia. 

  1. Seguí una rutina 

El trabajo en casa se sostiene por un balance entre vida laboral y personal. Hay que cumplir con las horas laborales y ser productivo, pero también hay que alimentarse bien, descansar, hacer actividad física y tener un momento de ocio. 

  1. El control sos vos 

El teletrabajo te aleja de los mecanismos de control por parte de un jefe. No hay que ficharse al llegar, ni explicar una pausa. Incluso otros hábitos se pueden volver difusos al permanecer en casa, como pararse a arreglar el mate cada media hora. Recordá que hacer rendir el tiempo depende de vos, sos autónomo al 100% y eso genera mayor responsabilidad. 

  1. Objetivos claros 

Trabajar desde tu casa no significa trabajar solo. Hay grupos que sostienen un horario de comienzo común y de esa manera están disponibles para avanzar en temas comunes o realizar consultas. Hay cantidad de plataformas digitales que permiten la comunicación fluida con tus compañeros y jefes. Lo que es imprescindible es establecer objetivos y plasmarlos en forma clara por escrito.